Este material único protege contra amenazas micrbiológicas y químicas como bacterias, virus, metales pesados, partículas radioactivas, cloro libre, químicos orgánicos, pesticidas y herbicidas.